Poker

El poker o bien llamado póquer, es un juego de cartas con apuestas en donde los jugadores mantienen ocultas las cartas hasta cierto momento. Gana quien tiene mejor combinación y claro está que la apuesta puede ir incrementando.

Hay una serie de variantes acerca del juego que son importantes de destacar, entre ellas están: poker abierto, poker de cartas comunitarias y el poker surtido. La que vamos a tratar en este espacio es el comúnmente llamado y jugado en casi todos los casinos: el famoso Texas hold ‘em.poker

Como una acotación y haciendo alusión a la historia, el juego se inicia desde tiempos muy antiguos, siendo su base en un juego persa. Claro que existen muchas teorías, otros afirman que se inicia en China y otros muchos en Estados Unidos. También se dice que la palabra poker proviene del francés “poque”. En fin, no se tiene muy en claro con exactitud de cuándo se dio origen, o quien lo inventó.

Cual sea su comienzo, el poker en la actualidad -y con la modernidad e importancia de la Internet- se ha expandido a cada rincón del mundo.

Para jugar poker solo necesitas ir a un casino, acercarte a una mesa e ingresar a jugar tras emular la apuesta. Enseguida, el botón te entrega una serie de cartas y empiezas a competir.

Cabe resaltar que te puedes retirar cuando gustes o en su defecto, aumentar la apuesta.

Para empezar a jugar poker online (internet) debes de entrar a un sitio confiable –de los que ya vamos a hablar más adelante- crearte una cuenta, realizar un depósito previo o en el mejor de los casos recibir un bono de poker. Entonces puedes jugar de inmediato.

Claro está que te puedes retirar en cualquier momento o puedes incrementar las apuestas. Tienes la libertad de elegir lo que más te convenga y esté acorde a tus posibilidades. Pero siempre es bueno recordar el siguiente consejo: hay que saber cuándo salirse.

En el poker hay muchas combinaciones de cartas que ya iremos viendo y explicando en las secciones de reglas y sistema del poker. La variedad resulta intrigante como fascinante, de seguro que muy fácil de entender y así poder mejorar la estrategia de juego para vencer.

Dicen que el poker es un juego que utiliza mucho la psicología, esto ocurre en los torneos presenciales en donde los jugadores se miran entre sí, de reojo u ocultan su mirada para no denotar su próxima jugada, eso lo hace un juego más que interesante. Una cualidad que puede diferenciar al jugador es su capacidad para resistir a la presión. El buen manejo de la ansiedad y el control de los movimientos corporales es fundamental si no quieres que tus oponentes se den cuenta de inmediato si estás mintiendo o si tienes una mano muy elevada.

online pokerPero al jugar poker online se evitan todos estos, digamos, inconvenientes. Jugar online es más práctico, cómodo y hasta puede darse la situación de que sea el modo ideal de juego para ti. Puedes entrar no sólo desde la computadora de tu casa o notebook, también puedes jugarlo desde tu teléfono smartphone. Cada vez las pantallas son más grandes y prácticas, lo que lo hace mucho más confortable. Es imperioso disponer de una muy buena conexión de internet. No sólo desde el punto de vista de la velocidad, sino de la estabilidad de conexión. No vas a querer estar en el medio de una partida ganadora y que se te corte o trabe la conexión porque puede ser muy molesto y hasta puede arruinarte la jugada.

De todas formas, al jugar poker gratis online estos aspectos mencionados anteriormente no serían tan relevantes porque debes tener en cuenta que estás jugando más que nada para aprender, divertirte un rato y lo más importante, no estás apostando dinero real, es 100% gratis. Puedes salir y entrar cuando lo desees.

En este sitio ponemos mucho énfasis en jugar poker gratis online, por lo que te recomendamos visitar esa página así entiendes el porqué de su relevancia.

Puedes jugar con fichas ficticias o monedas reales, depositar una cierta cantidad o pedir un bono de poker como incentivo para comenzar.

Recuerda que apostar hace más divertido el juego; pero no vale excederse si no hay más créditos. El juego compulsivo y fuera de control puede ser muy perjudicial, no sólo para ti sino para otras personas.  

Dicho esto, solo queda familiarizarse un poco más (con los siguientes capítulos) y……¡a jugar!